Albañiles matemáticos

Curiosidad: La resta es la suma de números negativos y la división es la multiplicación de fracciones o números no enteros.

Las matemáticas son densas, eso es innegable. Pero vistas poco a poco tienen mucho encanto. Suele ocurrir que las prisas en el colegio nos impiden disfrutar del viaje y asentar las bases como es debido así que para solucionar eso hoy vamos a hablar de los operadores matemáticos e iremos avanzando hasta mancharnos bien de barro.

Tranquilos, no os voy a poner a sumar como cuando éramos pequeños. Lo que quiero es que pensemos por un momento lo que hace un operador.

Su funcionamiento es sencillo, por un lado le das una entrada y por otro él te devuelve una salida. Quizá dicho así parezca raro así que vamos a ayudarnos de una metáfora.

Los operadores son como albañiles, por ejemplo tenemos al albañil Suma. Para hacerle funcionar tendrás que darle 2 ladrillos. Básicamente le da igual de lo que esté hecho, no le importa si son números positivos, negativos, funciones o lo que sea. El albañil Suma no es tiquismiquis, le eches lo que le eches te construirá algo nuevo con eso. La construcción será el resultado de dicha operación.

También hay albañiles que si les pillas en un mal día les da igual lo que les digas porque al final te impondrán sus condiciones. Esto por ejemplo le ocurre al albañil Potencia cuando le das cualquier ladrillo como base y un número par como ladrillo exponente. No le importará si el ladrillo base era positivo o negativo, te dará un resultado positivo. Aquí tenéis una muestra:

3= 3·3 = 3+3+3 = 9

(-3)= (-3)·(-3) = 3+3+3 = 9

Salen a la luz 2 datos interesantes. Primero vemos que el albañil Potencia es un primo cercano del albañil Multiplicación y este a su vez también está emparentado con el albañil Suma. Y en segundo lugar vemos que la multiplicación de 2 números negativos da lugar a números positivos. Es algo que nos hacen memorizar en el colegio pero rara vez nos explican así que si habéis sentido curiosidad por este fenómeno alguna vez aquí os dejo el por qué ocure esto:)

Hay otros albañiles más eficientes como es el caso del albañil Coseno. Se trata de un albañil trigonométrico que solo necesita un ladrillo para dar un resultado aunque no os creáis que los albañiles trigonométricos son todos tan simpáticos. Algunos de ellos como el albañil Arcocoseno solo acepta ladrillos comprendidos entre -1 y 1. Si intentas colarle algo distinto verás el odiado “Math ERROR” de la calculadora. Más adelante hablaremos de la trigonometría así que no te preocupes si de momento te suena un poco a chino.

 

¿Pero qué pasa si no conocemos todos los números que participan en la operación? Si la curiosidad te está matando aquí tienes la respuesta.

De las 2 entradas que necesita el operador suma solo conocemos una. Habrá que pelear para averiguar la otra.

De las 2 entradas que necesita el operador suma solo conocemos una. Habrá que pelear para averiguar la otra.

 

Para estar al día de cuando se sube nuevo contenido al blog sígueme en Twitter como @TryPhysics

https://twitter.com/TryPhysics

Esta entrada fue publicada en Conceptos previos, Matemáticas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *