Saltáis del barco y no habéis puesto la escalera ¿Ahora qué?

Resulta que hay una peli que va de eso. Sinceramente, no la he visto. Pero me puse a imaginar la situación y suena agobiante de cojones. Como estoy regular de la cabeza me puse a pensar un plan de emergencia por si alguna vez me pasa algo así.

Tiene pinta de tipiquilla película que te ponen en A3 a la hora de la siesta

El problema es que alcanzar la borda del barco escalando es imposible porque no tienes dónde agarrarte y saltar en el agua no es algo que al humano medio se le dé bien, especialmente si no hacemos pie. La situación parece un callejón sin salida pero aquí hemos venido a jugar.
Si lo único que tenemos a la mano es el resto de imbéciles que saltó del barco sin revisar la escalera entonces habrá que hacer uso de sus cuerpos.
Para esta estrategia nos vamos a aprovechar del Principio de Acción-Reacción, el Principio de Arquímedes, la inercia de todos los cuerpos y la fricción con el agua. Pero para que esto funcione el plan necesita 2 premisas, el grupo de gente que salta tiene que ser más o menos grande y una persona tiene que ser capaz de saltar alto. Ahora vamos a ver el plan paso a paso:

  1. Junta un grupo en un barco en medio del mar y saltad todos al agua sin comprobar que tenéis una escalera para subir después.
  2. No dejar que panda el cúnico y localizar la persona capaz de saltar más alto.
  3. El resto de miembros debe formar una plataforma flotante. Para ello deben abrazarse fuerte para que la plataforma sea sólida y coger aire tanto aire como puedan.
  4. El saltador se pone en cuclillas sobre la plataforma y se prepara para su momento de gloria.
  5. Salta y sube a bordo.
  6. Rescata a todos excepto al que se le ocurrió el viajecito en barco.

Con ese plan quizás haya una posibilidad de sobrevivir pero a lo mejor te estás preguntando si de verdad hay algo que lo respalde. Vamos a ver la situación con el ojo crítico de la física.

Principio de Acción-Reacción
El problema es que para saltar necesitas ser capaz de empujar contra algo. Básicamente, tú empujas algo y ese algo te empuja a ti. Si estás en el suelo simplemente te empujas contra él, pero si estás en el agua es más chungo porque el agua se aparta cuando tú la empujas. Si eres un delfín puedes empujar el agua lo bastante rápido para que no le dé tiempo a apartarse pero las personas no tenemos su fuerza o sus aletas. Para arreglarlo vamos a crear esa plataforma flotante que os dije antes.

Principio de Arquímedes
Esa plataforma de cuerpos flota debido al empuje que ejerce el agua sobre los cuerpos que se sumergen en ella. Hay 2 detalles que merecen especial atención. Los integrantes deben tomar tanto aire como puedan para disminuir su densidad para flotar más y el que va a saltar debe empezar de cuclillas para hundir la plataforma lo mínimo posible.

Inercia de los cuerpos y fricción con el agua
Cuando el saltador empuje la plataforma para saltar esta será empujada hacia el fondo. Cuanto mayor sea la masa de la plataforma mayor será su oposición a ese empuje. Por otro lado, la superficie de la plataforma actúa como una aleta contra el agua. En resumen, la combinación de esos 2 factores hacen que la plataforma se parezca más al suelo porque cuesta más moverla.

Después de ese pequeño análisis espero haberos convencido de que el plan podría funcionar. Además, quizá sea vuestra única opción así que merece la pena probarlo.
Estoy pendiente de juntar unos cuantos amigos en una piscina o algo y probarlo yo mismo. Si lo hago subiré un vídeo:)

 

¡Hasta otra!

Esta entrada fue publicada en Física. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *