El punto de vista importa -Parte 3-

Tras una primera y segunda entrada hablando del tema llegamos al desenlace donde veremos las consecuencias de todo lo explicado. Empecemos el final de todo esto poniendo a funcionar la máquina que tenemos entre las orejas utilizando la imaginación.


 

Imaginad a Paco, tras desmayarse en sospechosas circunstancias despierta en una sala con una ventana con las persianas cerradas y una pelota parada en el suelo. De repente desde un altavoz en la esquina suena lo siguiente.

-Quiero jugar a un juego ¿A qué velocidad va la pelota?

Cógele cariño que vamos a pensar en ella todo el rato.

Rápidamente el recuerdo de ciertas películas acude a su cabeza y sabe que más le vale responder correctamente. Tras limpiar sus gafas y mirar detenidamente la pelota responde.

-La pelota no tiene velocidad alguna.

-Abre la persiana si tan convencido estás.

Al abrir la persiana Paco se da cuenta de su error, la habitación es en verdad un vagón de tren del AVE que va a 180 km/h. Por un lado se asusta por el posible castigo pero por el otro se alegra de haberse sacado un billete de AVE gratis.

-¡Era una pregunta trampa! No me habías dicho que nos estábamos moviendo.

-Te perdonaré esta vez porque en parte has respondido correctamente. En un sistema de referencia dentro del vagón la pelota no se mueve aunque respecto al suelo sí lo haga. Te daré otra oportunidad. Esta vez tendrás que correr a 185 km/h si quieres seguir con vida.

En ese preciso instante un gas de aspecto extraño comenzó a entrar por uno de los extremos del vagón. Paco ya se daba por muerto, creía que intentar correr a esa velocidad no tendría sentido, pero de repente comprendió que de nuevo se la estaban intentando colar. Si el tren iba a 180 km/h sería sencillo moverse a 185 km/h respecto al suelo. En ese momento comenzó a caminar tranquilamente a 5 km/h en el sentido en el que iba el tren escapando así del gas y alcanzando el siguiente vagón. En el centro había de nuevo una pelota quieta y desde un segundo altavoz se escuchó.

-Veo que lo has logrado. La mitad se quedan bloqueados pensando como correr tan rápido y los alcanza el gas.

-Es que de vez en cuando me meto a leer cosas en tryphysics.com así que soy tope de listo.

-¡Déjate de spam que aún no hemos terminado! Este es el último reto. En un minuto haré que la pelota se mueva a la izquierda y lo haré sin aplicar ninguna fuerza sobre ésta. Si antes de ese minuto no me dices como voy a hacerlo encenderé esa televisión que tienes delante y pondré cotilleos hasta que te dé un derrame cerebral.

Paco estaba en shock, ¿mover la pelota sin aplicar ninguna fuerza? Hay fuerzas invisibles como la gravitatoria o eléctrica, pero siguen siendo fuerzas al fin y al cabo… ¿Dónde estaba el truco esta vez? El tiempo corría y la solución parecía querer hacerse la dura. Las anteriores preguntas escondían sus respuestas tras los sistemas de referencia, ¿sería esta distinta? Y ahí fue cuando recordó esos viajes con la familia en coche. En cada curva sus hermanos lo aplastaban contra la puerta con la excusa de no poder soportar el impulso. Sin embargo cuando la curva iba en su favor era él el que sentía ese impulso y los espachurraba contra el cristal.

-¡Lo tengo! ¡El tren va a tomar una curva a la derecha! Entonces la pelota comenzará a rodar de manera que, aunque respecto al suelo fuera del tren se mantenga en línea recta, para los que estamos en el vagón será como si la pelota se moviera mágicamente a la izquierda.

-Has acertado… ¿Cómo demonios lo has sabido?

-Familia numerosa y un coche pequeño. Es lo primero que debes aprender para sobrevivir.

-De acuerdo, tú ganas. Esta vez sobrevivirás pero el viaje de vuelta a casa te lo consigues tú solito que esto de pagar 2 vagones enteros para jugar me está sangrando el sueldo.


 

Y así con una historieta hemos visto los sistemas de referencia inerciales y no inerciales:)

Los primeros se caracterizan porque dichos sistemas no tienen aceleración alguna.

Adición de velocidades. Todos nos hemos sentido Usain Bolt corriendo por aquí.

Eso significa que no varían su velocidad ni en módulo ni en dirección, es decir, van en línea recta a una velocidad constante. Generalmente buscamos trabajar con ellos porque todo es más sencillo en parte porque a nuestro cerebro le cuesta menos digerirlo. En ellos podemos destacar la adición de velocidades.

Por otro lado tenemos los sistemas no inerciales que a diferencia de los otros sí tienen aceleración. Además de darse la adición de velocidades también aparecen “fuerzas ficticias” como resultado de la aceleración del sistema de referencia. Un ejemplo de estos sistemas es el propio planeta Tierra. Es algo que en pequeñas distancias no notamos pero por ejemplo un francotirador de larga distancia tendrá que tener en cuenta antes de disparar. En este vídeo le añadimos más velocidad de rotación al sistema para que el efecto se note en pequeñas velocidades.

Y con esto amigos finalizamos el tema de sistemas de referencia. Quizá los que vengáis de la parte 2 os preguntáis que ha sido de Einstein. De momento solo era un artista invitado pero tiempo al tiempo que los edificios grandes necesitan primero unos cimientos fuertes.

 

 

Para estar al día de cuando se sube nuevo contenido al blog sígueme en Twitter como @TryPhysics

https://twitter.com/TryPhysics

Esta entrada fue publicada en Física y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *